Jornada de aprendizaje del Recreativo-Bifeso en Loulé

Los linces se enfrentaron en la ciudad portuguesa al equipo local en una jornada de convivencia entre ambas entidades. Buen papel de Cadetes y Senior, que cayeron ante dos rivales de envergadura. Ambos conjuntos sellan futuros acuerdos de colaboración.


Quien conoce el mundo del rugby sabe que su espectáculo va más allá de lo meramente deportivo y que el atractivo que éste posee abarca mucho más que los 80 minutos rigurosos de juego.  Buena muestra de ello fue la jornada de convivencia que el Recreativo Bifesa Tartessos de Huelva desarrolló en la ciudad algarveña de Loulé frente al equipo local del Rugby Clube Loulé, en el que ambas entidades estrecharon lazos de cara a intensificar las relaciones y apoyos mutuos.

De esta forma, una expedición tartéssica confomada por las categorías cadetes y sénior, así como parte de la directiva del club y del cuerpo técnico junto a algunos aficionados del club arribaron al país fronterizo en el mediodía del sábado donde tras el recibimiento oficial de la directiva local, se disputó el primer encuentro entre los filailes de ambos conjuntos.

Los cadetes onubenses, entrenado por Narciso Rojas, se plantaron en el terreno de juego ante un duro y experimentado rival en una ciudad donde el deporte del oval es todo un referente, como bien demostraron sobre el césped el Clube Loulé sub-18 el cual desde los primeros minutos comenzó a marcar los tiempos de juego. Aún así, el Recreativo Bifesa, bien asentado en el campo, encaró los primeros minutos con valentía con una delantera que atesora un gran potencial y que logró solventar con descaro las jugadas a la mano que los portugueses intentaban articular.

Los linces, no obstante, pecaron de falta de preparación en su primer encuentro de pretemporada y fruto de ello llegó la primera internada de Loulé por banda izquierda tras una magistral jugada de la línea de tres cuartos logrando el primer ensayo para los locales quienes se adelantarían de esta forma con un 5 -0 en el marcador tras no transformar el pateador viola.

Pese al revés, los cachorros no se amilanaron y lograron plantar cara a las embestidas del rival que veía como la diferencia en el marcador corría serio peligro; fruto de ello fue el endurecimiento en el juego portugués los cuales sumaron el factor psicológico para fortalecerse en el campo. Ésto, unido al potencial físico y a ciertos errores en la zaga onubense propiciaron que varias internadas portuguesas lograsen fructificar en 5 nuevos ensayos para concluir con un marcador final de 32 – 0. Por su parte, los linces rotaron a todos los jugadores desplazados hasta el municipio luso y pusieron en práctica diferentes conceptos en su primer partido de pretemporada que sirvió además como excelente prueba de fuego de los jóvenes canteranos.

Turno de los sénior

Una vez finalizado el encuentro entre filiales, llegó el turno para el primer equipo del Recreativo Bifesa Tartessos que, al igual que sus cachorros, disputaba el primer partido de pretemporada con la incógnita de las nuevas incorporaciones y de la asimilación de los nuevos conceptos que el entrenador “Pato” Martín ha ido inculcando a sus pupilos durante las primeras semanas de pretemporada.

Enfrente de ellos se encontraban los locales del Rugby Clube Loulé, sextos en la pasada campaña de la segunda división del campeonato nacional luso, y dispuestos dar una buena imagen ante el público allí concentrado como a la postre sería el caso; tras un comienzo de juego emocionante en el que ninguno de los dos conjuntos cedía espacios y campo ante su rival. Los louletanos, con una gran fortaleza física, no logaban adentrarse entre las líneas onubenses mientras que el juego de delantera de los recreativistas permitía asegurar metros en la pista de juego.

 La primera mala noticia llegaba en el minuto 10 cuando caía lesionado el medio melé Juanjo lo cual obligó a cambiar los plantes técnicos antes de tiempo. De esta forma y tan solo dos minutos más tarde el marcador comenzó a moverse tras una gran jugada  por la banda izquierda del equipo local en el que el oval pasó por las manos de toda la línea de tres cuartos hasta llegar a su ala izquierda y éste, tras desenvolverse con facilidad de su rival tartéssico lograba encaminar la zona de ensayo y posar la pelota sobre el césped lo cual sumaba los primeros 5 puntos más los 2 posteriores de la transformación al marcador.

Los linces no bajaron los brazos y tras realizar Martín algunos cambios sobre el dibujo de juego, en el minuto 25 el apertura Sayago realizaba una excelente patada a palos y lograba acortar distancias con los 3 primeros puntos para el marcador onubense. A partir de este momento, el juego se intensificó con jugadas duras donde el físico y el calor comenzaron a hacer mella en las filas recreativistas, ocasión que aprovecharon los violas de Loulé para ampliar el resultado con un nuevo ensayo y marcharse al descanso con un 12 – 3 provisional.

Reanudación

Tras la vuelta al campo, el cuadro luso supo imponer su mejor forma física y desplegar un juego mucho más abierto lo que les permitió generar más jugadas de velocidad con las que adentrarse pese a ello los linces supieron frenar  las acometidas de delantera no permitiendo que los locales se encontrasen cómodos en el partido durante ningún momento del encuentro. Esto creó varias ocasiones para los onubenses quienes estuvieron a punto de lograr aumentar su renta  aunque finalmente éstas no llegaban a materializarse mientras que el Clube Loulé lograba aumentar su ventaja con cuatro nuevos ensayos, si bien la actuación arbitral favoreció varias de estas acciones las cuales no debieron subir al marcador. Aún así, El Recreativo Bifesa, lastrado físicamente, supo aguantar a un potente rival que finalmente se llevó el partido por un definitivo 38 – 3.

Tercer Tiempo

Tras la finalización del apartado deportivo de la jornada, ambos clubes celebraron conjuntamente el mítico 2tercer tiempo” en el que hubo intercambio de presentes de la dos entidades deportivas  así como obsequios para los jugadores de la expedición tartéssica quienes tuvieron la ocasión de deparar con los integrantes del Rugby Clube Loulé las diferentes acciones del partido y profundizar en los conocimientos del rugby junto a uno de los rivales más potentes del sur de Portugal.

Por otro lado, los representantes de ambos conjuntos tuvieron ocasión igualmente de profundizar en la unión de lazos institucionales que se verán reflejados en las próximas semanas con la visita de los Louletanos a tierras onubenses así como la celebración de diversos actos conjuntos en los próximos meses y que sirva para estrechar y promocionar los lazos del rugby entre las dos regiones fronterizas.

Información adicional