El Recreativo Bifesa Tartessos se despide con derrota

Los linces no lograron ser superiores al C.R. San Jerónimo y despiden el campeonato liguero con derrota (10 -47). El cuadro hispalense acaba segundo y disputará la fase de ascenso; los onubenses por su parte se despiden de la categoría.

El oficio, las tablas y la dinámica del vencedor fueron superiores a las ganas e ilusión – a veces desparramada – de unos linces que intentaron despedirse con victoria de su último encuentro de liga; pero que aún así no lograron. No fue un gran partido para recordar, ninguno de los dos contendientes irradiaron su mejor juego; sin embargo la experiencia es un grado y los jugadores del C.R San Jerónimo, viejos conocidos del campeonato, supieron ser menos malos y llevarse los puntos con los que asegurar su segunda plaza en el grupo otorgándoles una nueva cita con la promoción de ascenso.

El rugby, deporte de valor y coraje, a veces tiene esos dislates: sin un correcto oficio, tanto uno como otro se pierden en los metros y minutos de juego. Eso le sucedió al Recreativo Bifesa Tartessos este domingo.

Los de Patricio Martín saltaron al césped, lucharon, quisieron, pero no pudieron hacer frente al conjunto sevillano que venía a robarles los últimos 80 minutos de juego. Y eso que las primeras ocasiones vinieron de los dos frentes. Mucho juego en velocidad, contacto de delantera y errores por ambos conjuntos; solo que unos se pagan más que otros.

El equipo visitante hizo acopio de visión y supo tensar las líneas onubenses lo justo para que al mínimo error pudieran flanquearlas y posar el oval en terreno recreativista hasta en cuatro ocasiones durante los primeros 40 minutos. Los linces no bajaron los brazos y la cifra se redujo con un buen ensayo de las filas tartéssicas, lo necesario para que al descanso los albiazules tuvieran aún motivos para seguir luchando.

En la reanudación; sin embargo, el San Jerónimo volvió a salir mejor plantado y esta circunstancia se trasladó al marcador, otros tantos nuevos ensayos para aumentar la renta hasta los 47 puntos visitantes; mientras los locales, muy mermados en la delantera por las bajas y lesiones, lograban también romper líneas enemigas y conseguir un ensayo para su saca.

Patricio Martín poco más pudo hacer y se dispuso, durante el encuentro, a dar minutos a los hombres menos habituales, igualmente necesarios y ofrecerle así su recompensa a una temporada dura que concluye con una derrota (10 – 47) y con las miras puestas ya en la próxima edición donde el Recreativo Bifesa Tartessos volverá a la segunda categoría andaluza en la que no tendrá excusas para volver a resurgir.

Información adicional